Pisos con tarima flotante: elegancia y durabilidad

Los pisos con tarima flotante son una opción cada vez más popular para quienes buscan combinar elegancia y durabilidad en sus hogares. Este tipo de revestimiento de suelo ofrece una apariencia de madera natural sin los inconvenientes y costos asociados a la instalación de pisos de madera tradicionales. Además, la tarima flotante es fácil de mantener y resistente al desgaste, lo que la convierte en una excelente elección para áreas de alto tráfico. En este artículo, exploraremos las ventajas y desventajas de los pisos con tarima flotante, así como los diferentes estilos, colores y precios disponibles en el mercado.

¿Cuál es la diferencia entre el suelo laminado y la tarima flotante?

El suelo laminado y la tarima flotante son dos opciones populares para recubrir el suelo de una vivienda. La principal diferencia entre ambos radica en los materiales utilizados en su fabricación y en el aspecto final que ofrecen.

El suelo laminado está compuesto por varias capas de materiales sintéticos, siendo la capa superior una lámina que imita a la madera. Este tipo de suelo es muy resistente a los golpes, al desgaste y a la humedad, lo que lo convierte en una opción duradera y fácil de mantener. Además, su instalación es sencilla y puede colocarse directamente sobre el suelo existente, sin necesidad de realizar obras.

Por otro lado, la tarima flotante se fabrica con madera natural, lo que le confiere un aspecto más auténtico y cálido. Este tipo de suelo también es resistente y duradero, aunque requiere un mayor mantenimiento que el suelo laminado. La tarima flotante se compone de lamas que se encajan entre sí, y se instala sobre una capa de espuma o aislante que le permite «flotar» sobre el suelo existente.

¿Cuánto dura un suelo de tarima flotante?

¿Cuánto dura un suelo de tarima flotante?

La duración de un suelo de tarima flotante dependerá de varios factores, como la calidad del producto, la instalación adecuada y el mantenimiento adecuado. En general, los suelos laminados de buena calidad pueden durar entre 20 y 30 años o incluso más si se les da el cuidado adecuado.

La calidad del suelo laminado es un factor importante a considerar. Los suelos laminados de baja calidad pueden desgastarse y dañarse más rápidamente, lo que puede requerir un reemplazo más frecuente. Por otro lado, los suelos laminados de alta calidad están diseñados para resistir el desgaste y los daños, lo que los hace más duraderos a largo plazo.

La instalación adecuada también es esencial para garantizar la durabilidad del suelo laminado. Una instalación incorrecta puede hacer que el suelo se desprenda o se dañe más fácilmente. Es importante contratar a un profesional experimentado para garantizar una instalación adecuada.

Además, el mantenimiento adecuado también puede ayudar a prolongar la vida útil del suelo laminado. Es importante seguir las instrucciones del fabricante para la limpieza y el cuidado del suelo. Evitar el uso de productos de limpieza abrasivos y limpiar los derrames de inmediato puede ayudar a evitar daños en el suelo.

¿Qué sucede si se moja la tarima flotante?

¿Qué sucede si se moja la tarima flotante?

Si la tarima flotante se moja, es importante actuar rápidamente para evitar daños permanentes. Lo primero que debemos hacer es secar la superficie con un paño o toalla absorbente para eliminar la mayor cantidad de líquido posible. Si el líquido ha estado demasiado tiempo sobre la superficie hasta que nosotros lo hemos secado, es probable que el daño sea mayor y que puedas encontrar la lámina abombada y deteriorada. ¿Esto por qué ocurre? Con la humedad y los cambios de temperatura, las láminas de madera tienden a expandirse. Además, la humedad puede infiltrarse en las juntas y causar daños en la estructura de la tarima.

Una vez que hayamos secado la superficie, es importante asegurarnos de que no quede humedad atrapada debajo de la tarima. Para esto, podemos utilizar un ventilador o un deshumidificador para acelerar el proceso de secado. También es recomendable revisar las juntas y rellenarlas con masilla especial para tarimas si es necesario.

¿Qué es mejor: parquet o tarima flotante?

¿Qué es mejor: parquet o tarima flotante?

La elección entre parquet y tarima flotante depende de varios factores. El parquet tiene una apariencia más elegante y natural, ya que está compuesto exclusivamente de madera. Sin embargo, esto también lo hace más delicado y propenso a sufrir daños, como arañazos y abolladuras. Además, el parquet requiere un mantenimiento más riguroso, ya que es necesario lijar y barnizar periódicamente para mantener su aspecto y durabilidad.

Por otro lado, la tarima flotante está fabricada con varios materiales, como madera, laminado o vinilo, lo que le confiere una mayor resistencia y durabilidad. Este tipo de suelo es más fácil de mantener, ya que solo necesita limpieza regular y no requiere de tratamientos especiales. Además, la tarima flotante es más económica que el parquet, lo que la convierte en una opción más accesible para aquellos que buscan un suelo de calidad a un precio más asequible.

Ir arriba