Mesillas de noche pequeñas: soluciones compactas para tu dormitorio

Si tienes un dormitorio pequeño y necesitas optimizar el espacio al máximo, las mesillas de noche pequeñas son la solución perfecta. Estos muebles compactos te permiten tener a mano todo lo que necesitas sin ocupar demasiado espacio. En este artículo, te presentamos una selección de mesillas de noche pequeñas que se adaptarán a cualquier estilo y presupuesto.

¿Cuánto mide una mesita de noche pequeña?

Una mesita de noche pequeña generalmente tiene dimensiones reducidas, con un ancho de alrededor de 40 cm o una longitud de 30 cm. Aunque el tamaño puede variar, estas mesillas mantienen una altura similar a las mesitas de noche estándar, que generalmente oscilan entre los 40 y 60 centímetros de altura, ancho y largo. Es importante considerar estas dimensiones al elegir una mesita de noche pequeña, así como tener en cuenta los materiales utilizados en su fabricación.

Por otro lado, una mesa de noche estándar o normal suele medir alrededor de 50 cm de ancho, unos 35 cm de profundidad y 65 cm de altura. En comparación con la mesita de noche pequeña, la variación de medida se puede apreciar ligeramente en la profundidad y el ancho. Por ejemplo, una mesa de noche pequeña típicamente tiene unas medidas de 40 centímetros de ancho, 30 cm de profundidad y unos 65 cm de altura. Estas mesas auxiliares suelen ser más estrechas para mantener la proporcionalidad y pueden tener menos profundidad que las mesitas de noche estándar.

¿Qué se puede poner en una mesita de noche?

¿Qué se puede poner en una mesita de noche?

Las mesitas de noche son un elemento esencial en cualquier dormitorio, ya que ofrecen una superficie de apoyo para colocar objetos que necesitamos tener a mano durante la noche. Además de cumplir con su función principal, también pueden ser un elemento decorativo que aporte estilo y personalidad al espacio.

En una mesita de noche se pueden colocar diferentes elementos según nuestras necesidades y preferencias. Algunos de los objetos más comunes que suelen encontrarse en una mesita de noche son:

  • Despertador: es imprescindible tener un despertador cerca para poder despertarnos a la hora deseada.
  • Lámpara de noche: es recomendable contar con una lámpara de noche que proporcione una iluminación suave y cálida para poder leer o moverse por la habitación durante la noche sin molestar a la pareja.
  • Fotos o cuadros: muchas personas disfrutan de tener fotografías familiares o cuadros pequeños en su mesita de noche, para recordar momentos especiales o simplemente como elemento decorativo.
  • Vasito de agua: tener un vasito de agua en la mesita de noche puede ser útil para poder hidratarse durante la noche sin tener que levantarse de la cama.
  • Libros o revistas: si eres amante de la lectura, puedes tener un pequeño espacio en tu mesita de noche para colocar algún libro o revista que estés leyendo actualmente.
  • Objetos personales: también es común utilizar los cajones de la mesita de noche para guardar objetos personales como pañuelos, medicamentos, gafas, etc.

¿Cómo se llaman las mesas de noche?

¿Cómo se llaman las mesas de noche?

Una mesita de luz, mesita de noche o velador es una pequeña mesa que se ubica al lado de la cama. Suele tener cajones en los que se colocan objetos personales, facilitándole a las personas acostadas en la cama el acceso a las mismas. En dicho caso, en México se le llama buró.

Estas mesas suelen tener una altura similar a la de la cama para que sean accesibles desde la posición de acostado. Además de los cajones, también pueden tener estantes o repisas para colocar libros, lámparas de lectura u otros objetos. Las mesas de noche suelen ser de madera o de materiales similares, y su diseño puede ser muy variado, desde estilos clásicos hasta modernos o minimalistas.

¿Cuánto suelen medir las mesitas de noche?

¿Cuánto suelen medir las mesitas de noche?

La medida estándar de las mesitas de noche suele ser de aproximadamente 50 cm de ancho x 35 cm de profundidad y 65 cm de altura. Sin embargo, estas medidas pueden variar ligeramente dependiendo del diseño y estilo de la mesa. Algunas mesitas de noche pueden ser un poco más pequeñas o más grandes, pero en general, estas son las medidas comunes para este tipo de mueble auxiliar.

Es importante tener en cuenta las dimensiones de la habitación y la altura de la cama al elegir una mesita de noche. La altura de la mesa debe ser adecuada para que no quede demasiado alta o demasiado baja en relación a la cama. Además, es recomendable dejar un espacio suficiente alrededor de la mesa para facilitar el acceso y evitar que la habitación se vea abarrotada.

¿Cómo se llaman las mesitas de noche que van junto a la cama?

La mesita de noche, también conocida como mesilla, es un mueble que se ubica junto a la cama en el dormitorio. Por lo general, cuenta con cajones o estantes que permiten almacenar objetos personales o aquellos elementos que necesitamos tener a mano durante la noche, como un libro, un vaso de agua o el teléfono móvil. Su tamaño suele ser pequeño, lo que facilita su colocación al lado de la cama sin ocupar demasiado espacio.

La función principal de la mesita de noche es brindar un apoyo al cabecero de la cama, pero también cumple una serie de propósitos prácticos. Además de servir como superficie de apoyo, también puede funcionar como un elemento decorativo que complementa el estilo y la estética del dormitorio. Algunas mesitas de noche cuentan con una lámpara de lectura integrada, lo que permite disfrutar de una iluminación suave y relajante antes de dormir.

Ir arriba