Discos de vinilo para decorar paredes: una melodía visual.

¿Eres amante de la música y quieres darle un toque especial a tus paredes? ¿Qué te parece decorar con discos de vinilo? Estos objetos icónicos no solo son una melodía para nuestros oídos, sino que también pueden ser una melodía visual para nuestros espacios.

En este post te mostraremos cómo puedes utilizar los discos de vinilo para decorar tus paredes de una forma única y creativa. Desde crear una galería de arte musical hasta convertirlos en relojes o estantes, las posibilidades son infinitas.

Si eres fanático de la música y quieres añadir un toque retro y original a tus paredes, ¡no te pierdas esta guía sobre cómo decorar con discos de vinilo!

¿Cómo puedo poner un disco de vinilo en la pared?

Para poner un disco de vinilo en la pared, necesitarás cinta adhesiva de doble cara y los discos de vinilo que quieras colgar. Comienza cortando dos tiras de 5 cm (2 pulgadas) de cinta adhesiva y pégalas a la parte trasera de un disco. Asegúrate de que la cinta esté bien adherida y que no haya espacios vacíos. Luego, retira el respaldo de la cinta adhesiva y presiona el disco firmemente contra la pared para adherirlo permanentemente. Repite este procedimiento con el resto de los discos hasta que hayas completado la distribución que deseas.

Es importante mencionar que la elección de los discos de vinilo que utilizarás para decorar tu pared es fundamental. Puedes optar por discos de tus artistas favoritos, discos antiguos o incluso discos decorativos con diseños llamativos. Además, ten en cuenta que mientras más discos coloques en la pared, más impactante será el efecto visual.

Una vez que hayas pegado los discos en la pared, asegúrate de que estén bien colocados y nivelados. Puedes utilizar un nivelador para garantizar una distribución equilibrada. Además, ten en cuenta que, al pegar los discos, es posible que se forme una pequeña sombra en la pared debido al grosor del vinilo. Esto es normal y puede añadir un toque interesante a la decoración. Si deseas agregar más discos en el futuro, simplemente repite el proceso descrito anteriormente y continúa decorando tu pared con estos fabulosos objetos vintage.

¿Qué son los vinilos decorativos para paredes?

¿Qué son los vinilos decorativos para paredes?

Los vinilos decorativos para paredes son una opción cada vez más popular para darle un toque especial y personalizado a cualquier espacio. Estos vinilos son una forma sencilla y económica de transformar una habitación sin necesidad de hacer grandes cambios. Están disponibles en una amplia variedad de diseños, colores y tamaños, lo que permite adaptarlos a cualquier estilo de decoración.

El material utilizado para fabricar los vinilos decorativos es el PVC, un plástico adhesivo que es resistente, elástico y repelente al agua. Esto los hace duraderos y fáciles de limpiar, lo que los convierte en una opción ideal para cualquier ambiente, incluso para áreas con humedad como baños y cocinas. Además, su instalación es muy sencilla, ya que solo se requiere despegar el vinilo de su soporte y adherirlo a la pared, sin necesidad de utilizar herramientas adicionales.

¿Qué se puede hacer con un disco de vinilo?

¿Qué se puede hacer con un disco de vinilo?

En el caso de ser reciclado, el plástico vinilo es usado para un montón de cosas. Pueden hacerse envases, tuberías, paquetes de plástico para comidas, ropa, blisters de medicamentos e incluso marcos para ventanas. Las nuevas vidas de nuestros objetos son siempre fascinantes.

Además de su uso en la industria del reciclaje, los discos de vinilo también tienen un gran valor para los coleccionistas y amantes de la música. Muchos consideran que los vinilos ofrecen una calidad de sonido superior a la de otros formatos, como los CD o las descargas digitales. Por lo tanto, se pueden utilizar como una forma de disfrutar de la música de una manera más auténtica y nostálgica.

¿Dónde se pone los vinilos?

¿Dónde se pone los vinilos?

Los vinilos se pueden aplicar a cualquier superficie plana y lisa, lo que los hace extremadamente versátiles. Esto incluye paredes pintadas y empapeladas, azulejos, yeso, hormigón liso, madera, metales, plástico, espejos, puertas y vidrio. Esto significa que puedes decorar prácticamente cualquier espacio de tu hogar u oficina con vinilos.

La aplicación de los vinilos es muy sencilla. Solo necesitas limpiar y secar bien la superficie antes de comenzar. Luego, retira el papel protector del vinilo y aplica el adhesivo sobre la superficie deseada. Puedes utilizar una espátula para alisar y asegurarte de que no queden burbujas de aire. Los vinilos son removibles, por lo que si deseas cambiar la decoración en el futuro, simplemente puedes despegarlos sin dejar residuos.

Ir arriba