Colchón visco soja: descubre sus beneficios para un descanso saludable

¿Estás buscando mejorar la calidad de tu descanso? El colchón visco soja puede ser la solución que estás buscando. Este innovador colchón combina la comodidad de la espuma viscoelástica con las propiedades saludables de la soja, para brindarte un descanso óptimo y reparador. En este artículo, te contaremos todos los beneficios que este colchón puede ofrecerte para que puedas tomar la mejor decisión a la hora de elegir tu próximo colchón. ¡Sigue leyendo para descubrir todas sus ventajas!

¿Qué es la viscosoja?

La viscosoja es un tejido innovador que se obtiene a partir de los extractos naturales de las semillas de soja. Este material se utiliza principalmente en la fabricación de colchones y otros productos de descanso.

Una de las principales características de la viscosoja es su capacidad para favorecer los cambios de temperatura. Esto significa que es muy fresco en verano, ayudando a regular la temperatura corporal y evitando la sensación de calor excesivo durante la noche. Por otro lado, en invierno proporciona una sensación cálida y acogedora, manteniendo el calor corporal y evitando la sensación de frío.

Además de su capacidad de regular la temperatura, la viscosoja también destaca por su tacto suave y agradable al contacto con la piel. Esta característica hace que los colchones y otros productos fabricados con este material sean muy confortables, proporcionando un descanso más placentero.

¿Cuánto tiempo dura un colchón viscoelástico?

¿Cuánto tiempo dura un colchón viscoelástico?

Un colchón viscoelástico tiene una duración promedio de alrededor de 8 años. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta cifra puede variar dependiendo de varios factores, como el uso que se le dé al colchón, la calidad del material y el cuidado que se le brinde.

Los colchones viscoelásticos están diseñados para adaptarse al cuerpo y proporcionar un mayor nivel de comodidad y soporte durante el sueño. Están hechos de una espuma viscoelástica de alta densidad que se amolda a la forma del cuerpo, aliviando la presión en los puntos de contacto y promoviendo una postura adecuada.

Para asegurar la durabilidad de un colchón viscoelástico, es importante seguir algunas recomendaciones. En primer lugar, es necesario rotar el colchón periódicamente para evitar el desgaste desigual. Además, es importante utilizar un protector de colchón para evitar manchas y derrames que puedan dañar el material. También es recomendable mantener el colchón en un ambiente fresco y seco, ya que la humedad puede afectar su rendimiento.

¿Cuándo hay que cambiar el colchón viscoelástico?

¿Cuándo hay que cambiar el colchón viscoelástico?

En cuanto a los colchones de espuma viscoelástica, su vida útil promedio es de alrededor de 8 años. Esto se debe a que con el tiempo, la espuma puede perder su capacidad de recuperación y adaptación al cuerpo, lo que puede afectar la comodidad y el soporte que brinda. Además, con el uso continuo, es posible que aparezcan hundimientos o deformaciones en la superficie del colchón, lo que también puede afectar su calidad y durabilidad.

Es importante tener en cuenta que la duración de un colchón viscoelástico puede variar dependiendo de varios factores, como la calidad del material, la frecuencia y el peso de uso, así como los cuidados y mantenimiento que se le den. Algunas señales de que puede ser el momento de cambiar el colchón incluyen la aparición de manchas, olores persistentes, alergias o problemas de sueño, así como dolores o molestias en el cuerpo al despertar.

¿Qué significa que un colchón sea viscoelástico?

¿Qué significa que un colchón sea viscoelástico?

Un colchón viscoelástico es aquel que está fabricado con espuma viscoelástica, un material que tiene la capacidad de adaptarse al cuerpo del durmiente. Esta espuma es sensible a la temperatura y al peso, lo que significa que reacciona a la presión y al calor del cuerpo. Cuando una persona se acuesta sobre un colchón viscoelástico, la espuma se ablanda y se moldea para adaptarse a las curvas y contornos del cuerpo, proporcionando un soporte personalizado y aliviando la presión en los puntos de contacto.

La espuma viscoelástica también tiene memoria microscópica, lo que significa que recuerda su forma original. Cuando el calor y la presión se eliminan, la espuma vuelve lentamente a su forma original, recuperando su firmeza y resistencia. Esta característica de memoria es la que le ha dado el nombre común de «colchón con memoria». La capacidad de la espuma viscoelástica para adaptarse al cuerpo y volver a su forma original la convierte en un material muy popular en la fabricación de colchones, ya que proporciona un excelente soporte y comodidad durante el sueño.

¿Qué es mejor, un colchón de muelles o uno viscoelástico?

Los colchones de muelles, también conocidos como colchones de muelles tradicionales, se caracterizan por su frescura, resistencia y ligereza. Están compuestos por una estructura de muelles metálicos que proporcionan un soporte firme y duradero. Los colchones de muelles son ideales para personas que tienden a sudar durante la noche, ya que permiten una buena circulación del aire y evitan la acumulación de calor. Además, gracias a su firmeza, son especialmente recomendados para personas con problemas de espalda, ya que ofrecen un buen soporte para la columna vertebral.

Por otro lado, los colchones viscoelásticos se caracterizan por su capacidad de adaptación al cuerpo. Están fabricados con un material viscoelástico de alta densidad que responde al calor y a la presión del cuerpo, proporcionando una sensación de ingravidez y una adaptación perfecta a cada zona del cuerpo. Esto hace que los colchones viscoelásticos sean especialmente recomendados para personas que tienen problemas de circulación o dolores musculares, ya que alivian la presión en los puntos de contacto y favorecen una correcta alineación de la columna vertebral. Además, los colchones viscoelásticos suelen tener un precio más asequible que los de muelles, lo que los convierte en una opción popular.

Ir arriba