Colchón 135×190 baratos: una opción económica y de calidad

Si estás buscando un colchón de tamaño 135×190 que se ajuste a tu presupuesto, estás en el lugar correcto. En este post te presentamos una selección de colchones de esta medida que son económicos pero no sacrifican la calidad. Ya sea que necesites un colchón para tu dormitorio, para la habitación de invitados o para cualquier otro espacio, aquí encontrarás opciones que se adaptarán a tus necesidades y te ayudarán a descansar bien por las noches. ¡Sigue leyendo para descubrir las mejores opciones!

¿Cuánto dura un colchón barato?

La duración de un colchón barato puede variar dependiendo de varios factores, como la calidad de los materiales utilizados, el peso de la persona que lo utiliza y el cuidado que se le dé. En general, los colchones baratos suelen tener una vida útil de alrededor de 5 a 7 años. Esto se debe a que suelen estar fabricados con materiales de menor calidad y menos duraderos en comparación con los colchones de gama alta.

Con el paso del tiempo, los materiales por los que está fabricado el colchón van sufriendo un desgaste progresivo, el cual acabará por perjudicar la calidad del sueño noche tras noche. Los colchones baratos suelen perder su firmeza y soporte con el tiempo, lo que puede resultar en dolores de espalda y falta de comodidad durante el sueño. Además, pueden acumular ácaros y otros alérgenos más fácilmente, lo que puede ser perjudicial para las personas con alergias o problemas respiratorios.

¿Qué es un colchón de viscoelástica?

¿Qué es un colchón de viscoelástica?

Un colchón de viscoelástica es aquel que está compuesto por una capa de espuma viscoelástica en su parte superior. Esta espuma, también conocida como espuma con memoria, es un material termosensible que reacciona al calor y al peso corporal. Cuando se aplica calor y presión a la espuma, esta se vuelve maleable y se adapta a las curvas del cuerpo, proporcionando un excelente soporte y alivio de presión. Una vez que la espuma se enfría, vuelve a su forma original.

La principal característica de los colchones de viscoelástica es su capacidad de adaptación al cuerpo, lo que proporciona una sensación de ingravidez y reduce los puntos de presión. Esto los hace ideales para personas que sufren de dolores musculares o articulares, ya que ayudan a aliviar la presión en las áreas sensibles del cuerpo. Además, la espuma viscoelástica es resistente a los ácaros y alergias, lo que los convierte en una opción higiénica y saludable.

¿Cuánto cuesta un colchón en España?

¿Cuánto cuesta un colchón en España?

El precio medio de un colchón de buena calidad en medidas de cama doble en España ronda los 600 o 700 euros. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este precio puede variar dependiendo de varios factores, como la marca, el material del colchón, el tamaño y las características adicionales que pueda tener.

Existen diferentes tipos de colchones en el mercado, desde los más económicos hasta los más lujosos. Los colchones de gama baja suelen tener precios más accesibles, mientras que los colchones de gama alta, con materiales de mayor calidad y tecnologías avanzadas, pueden tener un precio más elevado. Además, también influye si se trata de un colchón de muelles, viscoelástico, látex o espuma, ya que cada tipo de material tiene un coste diferente.

¿Qué colchones hay?

¿Qué colchones hay?

Tipos de colchones

Existen varios tipos de colchones disponibles en el mercado, cada uno con características y materiales diferentes para adaptarse a las necesidades y preferencias individuales. Algunos de los tipos más comunes incluyen:

– Colchones de Poliuretano o Espumación: Estos colchones están fabricados con espuma de poliuretano de alta densidad, también conocida como espumación HR (High Resilience). Son una opción económica y ofrecen buen soporte y comodidad. Además, suelen ser hipoalergénicos y tienen una buena capacidad de absorción de movimientos.

– Colchones de Muelles: Estos colchones están compuestos por una estructura de muelles que proporciona un buen soporte y firmeza. Dependiendo del tipo de muelle utilizado, pueden ofrecer diferentes niveles de confort y adaptabilidad. Algunos modelos también incorporan capas de espuma para mejorar la comodidad.

– Colchones de Látex: Los colchones de látex están hechos de un material natural derivado de la savia del árbol del caucho. Son conocidos por su alta durabilidad, elasticidad y capacidad de adaptación a la forma del cuerpo. Además, son resistentes al polvo y a los ácaros, lo que los hace ideales para personas alérgicas.

– Colchones de Viscoelástica: La viscoelástica es un material que se adapta a la forma del cuerpo en respuesta al calor y la presión. Los colchones de viscoelástica ofrecen un excelente alivio de la presión y una sensación de ingravidez. También son conocidos por su capacidad para absorber los movimientos, lo que los hace ideales para parejas.

– Colchones Inflables: Estos colchones son una opción práctica y versátil, ya que se pueden inflar y desinflar fácilmente según sea necesario. Son ideales para su uso en campamentos o como cama adicional para invitados. Algunos modelos también ofrecen opciones de ajuste de firmeza.

– Colchones de Agua: Los colchones de agua están rellenos de agua y ofrecen un soporte y una adaptabilidad excepcionales. Son conocidos por su capacidad para aliviar la presión y proporcionar una sensación de flotación. También permiten ajustar la temperatura del agua para mayor comodidad.

– Colchones Híbridos: Los colchones híbridos combinan diferentes materiales, como muelles, látex y espuma, para ofrecer una experiencia de descanso equilibrada. Estos colchones suelen combinar las ventajas de cada material para proporcionar un buen soporte, comodidad y adaptabilidad.

¿Cuál es la altura de un colchón?

La altura de un colchón puede variar dependiendo del tipo de material y la marca. En general, se considera que un colchón tiene una altura estándar cuando se encuentra entre los 17 y 25 centímetros. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunas marcas ofrecen colchones de mayor altura, especialmente aquellos que están diseñados para brindar un mayor nivel de confort y soporte.

En cuanto a los colchones de látex, su medida estándar suele estar entre los 17 y 20 centímetros. Estos colchones se caracterizan por su elasticidad y capacidad de adaptarse al cuerpo, lo que los hace ideales para personas que buscan una superficie de descanso suave pero con un buen soporte. Por otro lado, los colchones de espuma suelen tener una altura menor a los 20 centímetros, aunque también existen opciones más gruesas disponibles en el mercado.

Por último, los colchones de muelles suelen tener una altura mayor, que oscila entre los 24 y 25 centímetros. Estos colchones están compuestos por una estructura de muelles que proporciona un buen nivel de soporte y distribución del peso corporal. Además, su mayor altura puede dar la sensación de un colchón más firme y robusto.

Ir arriba