Círculo cromático 36 colores: una guía esencial.

En el mundo del diseño y la decoración, el uso del color es fundamental para crear ambientes armoniosos y atractivos visualmente. Y para lograr esto, es importante contar con una herramienta básica: el círculo cromático.

El círculo cromático es una representación visual de los colores, organizados de manera circular según su relación y armonía. En él, se pueden identificar los colores primarios, secundarios y terciarios, así como las combinaciones que generan contrastes o armonías.

En este post, te presentamos un círculo cromático de 36 colores, una guía esencial para que puedas elegir y combinar los colores de manera efectiva en tus proyectos de diseño y decoración. Desde los tonos cálidos hasta los tonos fríos, encontrarás una amplia variedad de opciones para dar vida a tus ideas. ¡Descubre todas las posibilidades que te ofrece este círculo cromático y crea ambientes únicos y llenos de estilo!

¿Cuál es el orden de los colores?

El orden de los colores en el arcoíris es rojo, naranja, amarillo, verde, añil, azul y violeta. Estos colores son el resultado de la descomposición de la luz a través de un prisma o, en el caso del arcoíris, de las gotas de lluvia. Cada color tiene una longitud de onda diferente, lo que produce el efecto de separación de la luz blanca en diferentes colores.

El rojo es el primer color del arcoíris y tiene la longitud de onda más larga, seguido del naranja, amarillo, verde, añil, azul y violeta, que tiene la longitud de onda más corta. Estos colores se presentan en un orden específico debido a la refracción de la luz en las gotas de lluvia. Cuando la luz blanca del sol pasa a través de las gotas de lluvia, se descompone en sus diferentes colores, creando el arcoíris en el cielo.

¿Cuántos y cuáles son los colores del círculo cromático?

¿Cuántos y cuáles son los colores del círculo cromático?

En el círculo cromático se encuentran los colores primarios, secundarios y terciarios. Los colores primarios son el rojo, el azul y el amarillo, que son los colores básicos a partir de los cuales se pueden mezclar todos los demás colores. Los colores secundarios se obtienen mezclando dos colores primarios, y son el verde (mezcla de azul y amarillo), el naranja (mezcla de rojo y amarillo) y el violeta (mezcla de rojo y azul). Por último, los colores terciarios se obtienen mezclando un color primario con un color secundario adyacente en el círculo cromático, y son el amarillo-verde, el amarillo-naranja, el rojo-naranja, el rojo-violeta, el azul-violeta y el azul-verde.

Además de estos colores básicos, en el círculo cromático también se pueden encontrar otros colores intermedios y tonos diferentes. Por ejemplo, entre el rojo y el azul se pueden encontrar colores como el magenta, el fucsia o el púrpura. Entre el amarillo y el verde se encuentran colores como el lima o el chartreuse. En total, la rueda cromática tiene 12 colores, que pueden seguir expandiéndose a los 24, 48, etcétera. Todos los colores se pueden clasificar según la calidez que generan en cálidos o fríos, siendo los colores cálidos aquellos que se asemejan al fuego como el rojo, el naranja y el amarillo, y los colores fríos aquellos que se asemejan al agua como el azul, el verde y el violeta. Estos colores pueden ser utilizados en diferentes ámbitos como el diseño gráfico, la moda o la decoración para crear armonía y contrastes.

¿Cómo se organizan los colores en el círculo cromático?

¿Cómo se organizan los colores en el círculo cromático?

El círculo cromático es una representación visual de los colores organizados de manera circular, donde se pueden identificar diferentes categorías de colores. En la organización tradicional del círculo cromático, se distinguen tres categorías principales de colores: los primarios, los secundarios y los terciarios.

Los colores primarios son aquellos que no se pueden obtener mediante la mezcla de otros colores, y son el punto de partida para la formación de otros colores. En la organización tradicional, los colores primarios son el rojo, el amarillo y el azul.

Los colores secundarios son aquellos que se obtienen mediante la mezcla de dos colores primarios en partes iguales. En el círculo cromático, los colores secundarios se encuentran equidistantes entre los colores primarios. Los colores secundarios tradicionales son el naranja (mezcla de rojo y amarillo), el verde (mezcla de amarillo y azul) y el púrpura, violeta o morado (mezcla de azul y rojo).

Por último, los colores terciarios son aquellos que se forman mediante la mezcla de un color primario y un color secundario adyacente en el círculo cromático. Estos colores se encuentran entre los colores primarios y secundarios, y su nombre se forma combinando el nombre de los colores que los componen. Los colores terciarios tradicionales son el rojo naranja, el ámbar o amarillo naranja, el verde amarillo o chartreuse, el azul verde o turquesa, el azul púrpura o violeta y el rojo púrpura.

¿Cuáles son los 12 colores básicos?

¿Cuáles son los 12 colores básicos?

Los doce colores básicos son una clasificación utilizada para describir la tonalidad de una imagen. Estos colores son el negro, azul, marrón, gris, verde, naranja, rosa, púrpura, rojo, blanco y amarillo. Esta clasificación es especialmente popular en el mundo anglosajón y se utiliza ampliamente en diversas industrias, como la moda, el diseño gráfico y la pintura.

El negro es el color más oscuro y se asocia con la elegancia, el misterio y la formalidad. El azul es un color fresco y calmante, que se relaciona con la tranquilidad y la confianza. El marrón es un color cálido y terroso, a menudo asociado con la naturaleza y la estabilidad. El gris es un color neutro que transmite seriedad y formalidad. El verde se asocia con la naturaleza, la frescura y la esperanza.

El naranja es un color cálido y vibrante, que evoca energía y entusiasmo. El rosa es un color suave y femenino, asociado con la delicadeza y la ternura. El púrpura es un color rico y lujoso, que se relaciona con la creatividad y la espiritualidad. El rojo es un color intenso y poderoso, que simboliza la pasión y la fuerza. El blanco es un color puro y limpio, que se asocia con la inocencia y la simplicidad. Y finalmente, el amarillo es un color brillante y alegre, que transmite felicidad y optimismo.

Ir arriba